¿Qué es un navegador web?

Un navegador web te lleva a cualquier lugar de internet, permitiéndote ver texto, imágenes y videos desde cualquier lugar del mundo.

La web es una herramienta amplia y poderosa. Desde hace unas pocas décadas, internet ha cambiado la forma en la que trabajamos, en la que jugamos y la forma en la que interactuamos con otros. Dependiendo en cómo sea usada, acerca naciones, moviliza el comercio, mejora relaciones, dirige el motor de innovación del futuro y es responsable de más memes de los que podemos usar.

Es importante que todos tengamos acceso a la web, pero también es importante todos entendamos las herramientas que usamos para acceder a ella. Usamos navegadores web como Mozilla Firefox, GoogleChrome, MicrosoftEdge y Apple Safari todos los días, pero ¿entendemos qué son y cómo funcionan? En un período corto de tiempo, pasamos de sorprendernos con la habilidad de enviar un correo electrónico a alguien en cualquier lugar del mundo, a cambiar la forma en la que pensamos sobre la información. No es una cuestión de cuánto sabemos, si no simplemente de cuál navegador o aplicación puede darnos la información más rápidamente.

¿Cómo funciona un navegador web?

Un navegador web te lleva a cualquier lado de internet. Recaba información de otras partes de la web y los muestra en tu computadora de escritorio o dispositivo móvil. La información se transfiere usando el protocolo de transferencia de hipertexto, que define como el texto, imágenes y video son transmitidas en la web. Esta información necesita ser compartida y diseñada de una forma consistente para que las personas que usen cualquier navegador en cualquier lugar del mundo puedan ver la información.

Lamentablemente, no todos los fabricantes de navegadores eligen interpretar el formato de la misma manera. Para los usuarios, esto significa que un sitio web puede funcionar y verse diferente. Crear una experiencia consistente entre navegadores, para que los usuarios puedan disfrutar de internet, sin importar el navegador que elijan, se llama estándares web.

Cuando un navegador web recibe información de un servidor de internet, utiliza una pieza de software llamada motor de renderizado para traducir la información en textos e imágenes. Esta información está escrita en lenguaje marcado de hipertexto (HTML por sus siglas en inglés) y los navegadores web leen el código para crear lo que vemos, escuchamos y experimentamos en internet.

Los hipervínculos permiten a los usuarios seguir una ruta a otras páginas o sitios en la web. Cada página web, imagen y video tiene su propio localizador uniforme de recursos (URL), que también se conoce como dirección web. Cuando un navegador visita un servidor en busca de datos, la dirección web le dice al navegador dónde buscar cada elemento que se describe en el html, que luego le dice al navegador a dónde va en la página web.

Cookies (no de las ricas)

Los sitios web guardan información sobre vos en archivos llamados cookies . Se guardan en tu computadora para la próxima vez que visites ese sitio. A tu regreso, el código del sitio web leerá ese archivo para ver quien sos. Por ejemplo, cuando visitás un sitio web, la página recuerda tu nombre de usuario y contraseña, lo que es posible gracias a una cookie.

También hay cookies que recuerdan información más detallada sobre vos. Quizás tus intereses, tus patrones de navegación web, etc. Esto significa que un sitio puede proporcionarte contenido más específico, a menudo en forma de anuncios. Hay tipos de cookies, llamadas cookies de terceros , que provienen de sitios que ni siquiera estás visitando en ese momento y pueden rastrearte de un sitio a otro para recopilar información sobre vos, que a veces se vende a otras empresas. A veces podés bloquear este tipo de cookies, aunque no todos los navegadores lo permiten.

Entender la privacidad

Casi todos los principales navegadores tienen una configuración de navegación privada. Existen para ocultar el historial de navegación de otros usuarios en la misma computadora. Mucha gente piensa que la navegación privada o el modo incógnito ocultarán tanto su identidad como su historial de navegación a los proveedores de servicios de Internet, gobiernos y anunciantes. No lo hacen. Esta configuración simplemente borra el historial de tu sistema, lo cual es útil si estás tratando con información personal confidencial en una computadora pública o compartida. Firefox va más allá de eso.

Firefox te ayuda a tener más privacidad en línea permitiéndote bloquear a los rastreadores para que no te sigan por la web.

Que tu navegador trabaje para tí

La mayoría de los principales navegadores web permiten a los usuarios modificar su experiencia a través de extensiones o complementos. Las extensiones son programas de tamaño pequeño que podés agregar a tu navegador para personalizarlo o agregar funcionalidad. Las extensiones pueden hacer todo tipo de cosas prácticas y divertidas, como habilitar nuevas funciones, diccionarios de idiomas extranjeros o apariencias y temas visuales.

Todos los fabricantes de navegadores desarrollan sus productos para mostrar imágenes y videos de la manera más rápida y fluida posible, lo que te permite aprovechar al máximo la web. Todos trabajan duro para asegurarse de que los usuarios tengan un navegador que sea rápido, potente y fácil de usar. Donde difieren es por qué. Es importante que elijas el navegador adecuado para vos. Mozilla crea Firefox para garantizar que los usuarios tengan control sobre sus vidas en línea y para garantizar que Internet sea un recurso público global, accesible para todos.