Registrate, ingresá, sincronizate.

Con una cuenta Firefox, podés tener todos tus marcadores, contraseñas, pestañas abiertas y más, donde sea que uses Firefox.

Ingresaste y estás listo para empezar a usar Sync.